El Suricato habla, Ep. 109: Giant Days

https://vid.me/2Snma

Buenos días, tardes o noches, dependiendo de la hora a la que me estéis escuchando.

La semana pasada fue un caos y no pude ver It, la película de Stephen King, así que voy a hablar de uno de mis cómics favoritos: Giant Days.

Para que os hagáis a la idea de lo mucho que me gusta este cómic, tengo copias tanto electrónicas como físicas de los tomos del cómic. Porque me gusta asín de mucho.

Pero bueno, de qué va el cómic, os estaréis preguntando, asumo.

Pues va de la vida de tres amigas en la universidad en Reino Unido:

Esther de Groot, una gótica, campo de caos descontrolado y antiguo personaje de otro cómic que tiene el autor (Bad Machinery). Estudia literatura, cosa que… no es muy útil.

Susan Ptolemy es, como ella dice, un silo de sentido común. Estudia medicina y, por norma general, está de mal humor.

Daisy Wooten es una bola de pelo, estudia arqueología y es maravillosamente positiva.

Las tres se conocieron al llegar a la residencia de estudiantes y, rápidamente, se hicieron amigas, derrotando a un grupo de niñas pijas y cosas así. Todo eso se puede ver en los cómics originales que escribió John Allison porque le daba miedo que a la gente no le gustase su nuevo webcómic.

Pero bueno, las tres amigas hacen lo que suele hacer la gente en la universidad: tienen sus líos, sus enamoramientos, sus tragedias… lo normal.

Tal y como me dijo un amigo cuando le obligué a leerlo: “Es muy inocente y muy tranquilo”. Y es verdad.

El problema del cómic es que no puedo hablar demasiado de la trama porque no pasa nada. No hay una gran historia que lo conecte todo. Va de la vida y la vida no es más que un montón de historias. Puedo deciros algunas de las historias que viven las protagonistas, eso sí:

La primera relación homosexual de una de ellas, la primera mala ruptura, el primer piso, aquella vez que utilizaron el garaje de las chicas para tener un criadero de chinchillas, la primera visita a Ikea… Lo normal, vamos.

Tampoco puedo hablar demasiado de los personajes porque entonces le quitaría la gracia al cómic. La belleza es descubrir cómo son todas ellas individualmente. Y cómo cambian, mejorando o empeorando, cometiendo errores o haciendo sacrificios.

Simplemente, hay que leerlo para entenderlo.

Solo diré que, cuando se hacen daño, John Allison, el autor, se asegura de recordar al lector que a veces la gente comete errores y no hay nada malo en ello. Herir los sentimientos de alguien no es intrínsecamente malo. Hace daño y eso es malo, pero no tiene por qué haber malicia detrás de ello.

Es un cómic optimista, que nos recuerda que la gente es gente.

Es un cómic sencillo, que nos recuerda dónde está la belleza de la vida.

Es un cómic maravilloso, punto.

Advertisements

About Suricato de Asalto

Soy un suricato amaestrado. Me dedico a bailar sobre teclados y hablar de muchas cosas distintas.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s