El Suricato habla, Ep. 89: Get out

https://vid.me/Zoxa

Buenos días tardes o noches, dependiendo de la hora a la que me estéis leyendo.

Joder. Get Out… Mirad, el horror no es un género que me apasione.

Lo odio, de hecho, porque, para mí, asustarme, no es divertido.

Puedo entender por qué para algunas personas sí lo es. Para mí, simplemente, no es así.

Pero también sé que hay películas en este género que hay que ver.

Get Out me parece, indiscutiblemente, una de ellas.

El protagonista es Chris, un joven fotógrafo y, esto es importante, es afroamericano.

En condiciones normales, aunque a mí me importe la etnia del personaje principal, no suelo mencionarlo.

En esta película es crucial que el protagonista sea afroamericano.

Pero bueno, hablemos del film.

Chris está saliendo con una chica que, tras cuatro meses juntos, ha decidido llevarle a conocer a sus padres.

Sin embargo, Rose, su novia, no le ha dicho a sus padres que Chris es negro.

El chico, como cabría esperar, se preocupa.

Asumo que había visto Guess who’s coming to dinner el otro día.

Ahora en serio, esto puede resultar problemático.

La película no se corta un pelo. La etnia de su personaje define cómo se relaciona con todos los que le rodean.

Como le pasa a todo el mundo.

No voy a empezar a hablar de cómo de distinto es tener un tono distinto de piel porque, cualquier persona con dos dedos de frente sabe que es así.

La película carga de frente contra el tema de las relaciones raciales en EE.UU.

Por ejemplo, cuando Rose atropella a un ciervo mientras van a ver a su familia, el policía le pide a Chris documentos de identificación.

Eso pasa muy a menudo. Aunque Chris no estuviese conduciendo, como indica Rose.

Él, sin embargo, sabe lo que tiene que hacer. Inmediatamente y sin discutir, le entrega al policía su carné de conducir.

Al llegar a casa de la familia de Rose, el padre empieza a hablar con Chris. Le dice que, si hubiese podido, habría votado por Obama tres veces, que su padre conoció a Jessie Owens…

El padre intenta decirle a Chris por todos los medios que no es racista. Ni él ni su familia. Son muy tolerantes, les encantan los afroamericanos.

A medida que avanza el fin de semana, Chris va descubriendo que todo no es lo que parece. Que algo no encaja en la familia de su novia.

Y, al mismo tiempo, el público también lo hace.

La película hace un trabajo fantástico ofreciéndole al público pruebas increíblemente obvias de lo que está pasando, pero, hasta que no termina la película, uno no sabe dónde encajan todas las piezas.

Una de ellas (que no voy a mencionar) es increíblemente obvia, pidiéndole al público que preste atención, que lo que va a pasar a continuación es importante. No es sutil. Es dolorosamente obvio. Sin embargo, facilita mucho entender todo lo que pasa.

No puedo hablar de lo que pasa en la película porque arruinaría la experiencia. Pero tenéis que creerme cuando digo que es maravillosa.

Los últimos minutos son… espectaculares, me los pasé pegado al asiento. Bueno, no.

En realidad, me los pasé al borde del asiento, sonriendo como un crío por la catarsis absoluta que ofrecen y lo bien hecho que está todo.

A lo largo de toda la película, la tensión va aumentando, haciendo que uno se ponga más y más nervioso. El ritmo de esta película es maravilloso. Es todo un crescendo y, esos últimos minutos al borde de mi asiento, no me di cuenta de ello hasta que encendieron las luces.

El mensaje de la película… no me siento hábil (ni con voz ni voto) para interpretarlo, pero lo voy a hacer igualmente.

La película critica, por así decirlo, la “asimilación” y “objetificación” de las etnias minoritarias en EE.UU.

No puedo decir por qué (las interpretaciones de todos los involucrados son demasiado buenas como para estropearlas), pero me parece que eso es lo que quieren decir.

Pero, como dije al hablar de Hidden Figures, no sé lo suficiente del tema como para hablar de él con certeza, mucho menos para sentar cátedra.

También, la película intenta recordarnos que, solo porque no se quemen cruces en las casas de gente de ascendencia africana, el racismo ha desaparecido. Esta película es mucho más sutil que eso, tal y como lo es la derecha alternativa.

Ahora no llevan esvásticas en el hombro y uniformes de Hugo Boss.

Lo que llevan son pins de ranas y trajes… algunos de ellos de Hugo Boss.

(Para un análisis en profundidad de todos los temas, mirad esto)

Advertisements

About Suricato de Asalto

Soy un suricato amaestrado. Me dedico a bailar sobre teclados y hablar de muchas cosas distintas.
This entry was posted in mini/Podcasts, Películas and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s