El Suricato habla, Ep. 82: La tortuga se mueve “¡Guardias! ¡Guardias!”

Buenos días, tardes o noches dependiendo de la hora a la que me estéis leyendo.

Sigamos con la tortuga se mueve porque, en efecto, lo sigue haciendo.

Esta semana toca hablar del comienzo de uno de mis personajes favoritos, no solo del MundoDisco, sino en general: Samuel Vimes, capitán de la Guardia de Ankh-Morpork.

La novela empieza con una hermandad secreta que se está preparando para invocar a un dragón y así conseguir que vuelva a haber un rey sobre el trono de Ankh-Morpork.

Como cabría esperar, en la ciudad circulan profecías acerca de la vuelta del legítimo heredero del trono, que, enarbolando su espada, llevará a la ciudad a un próspero futuro, blandiendo en sus manos Justicia y Ley.

El líder de la hermandad, sin embargo, dice que no hace falta encontrar al verdadero rey y que, quizás, podrían llevar ellos mismos al rey al trono, proponiéndole a los ciudadanos de Ankh-Morpork a un candidato.

Por otro lado, tenemos al Capitán Samuel Vimes, un agente de la ley que está total y completamente alcoholizado. Es, por así decirlo, el estereotipo del policía torturado. Al comenzar la novela, recibe en su equipo a Carrot, un enano de dos metros. Es cierto que biológicamente, no es un enano, pero lo es culturalmente.

También, bajo el mando de Vimes, están Nobby Nobbs, una persona que, como se explica en posteriores entregas, es una persona que tiene que llevar un documento que certifica su pertenencia a la raza humana, y el sargento Colon. Son, por así decirlo, el alivio cómico. Aunque solo es en comparación a los dos protagonistas, Carrot y Vimes.

No nos olvidemos, eso sí, de otro personaje crucial: el bibliotecario, un orangután que es un agente de policía provisional. Es mejor no hablar demasiado de él, puesto que el personaje es maravilloso y es mejor descubrirle sin más.

Esta variopinta colección de personajes, pues, tiene que resolver el misterio del… ave zancuda que va por ahí carbonizando a la gente.

Sí, obviamente, dicha ave zancuda es un dragón, pero el Patricio prefiere que la gente crea que las huellas son de un ave zancuda.

Por otro lado, está Sybill Ramkin, una mujer de alta cuna obsesionada con la cría de dragones.

Sin embargo, ella no domestica a los draco nobilis, los dragones clásicos de los cuentos, sino draco vulgaris, literalmente el dragón común. Posiblemente, en la novela original, esto también quería ser interpretado como “dragón maleducado”, pero bueno…

En la novela, Pratchett plantea varios temas, siendo el central, como en Brujerías, cómo se puede legitimar el poder y el comportamiento de buenos y malos líderes.

Los personajes de la hermandad, en este caso, encarnan toda la malicia del pueblo, dispuestos a recurrir a horribles métodos para poner en el trono a alguien a quien puedan controlar o que, por lo menos, haga lo que ellos quieren, sin importarles a quién pueda perjudicar esa jugada.

Dejaré que hagáis la conexión a diversos eventos vosotros mismos.

Volviendo a la novela.

Vimes es un republicano convencido, considerando que el poder debe ser ganado por méritos propios y que blandir una espada que refleje la luz correctamente, no es mérito suficiente para ser el líder de una ciudad-estado.

Carrot es un joven que está convencido de que la Ley debe ser respetada en todas situaciones. Sin importarle que, de hecho, está usando un manual un tanto… desfasado.

En la historia, Pratchett plantea un tema interesante: la legitimidad del poder y qué es lo importante de verdad para la población y cómo un líder debiera tenerlo en cuenta.

También, como se ha visto en estos últimos meses, Pratchett demostró que, una vez está todo dicho y hecho, los verdaderos villanos no son los megalómanos, sino las personas que les dejan que hagan lo que quieren cuando con hacer relativamente poco, podrían haberlo evitado.

Como siempre, os dejo con una de mis citas favoritas de este libro:

“Las tres reglas de los bibliotecarios del espacio-tiempo son las siguientes:

1- Silencio

2- Los libros deben ser devueltos antes de la última fecha sellada y

3- No interferir con la naturaleza de la causalidad.”

Advertisements

About Suricato de Asalto

Soy un suricato amaestrado. Me dedico a bailar sobre teclados y hablar de muchas cosas distintas.
This entry was posted in Libros, mini/Podcasts and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s