El Suricato habla, Ep. 71: Las mejores películas del año (2016)

 

Buenos días, tardes o noches, dependiendo de la hora a la que me estéis escuchando.

Esta primera semana del año, la vamos a dedicar a hablar de las películas que más me han gustado.

Como el año pasado, hay una norma muy sencilla: que haya reseñado la película en el blog, bien por escrito o con un podcast. Bueno, hay otra norma, cuánto he pensado en ellas a lo largo del año. Y tengo en cuenta cuándo salieron todas, así que las películas más recientes no debieran tener ventaja. Así pues y sin más dilación, las diez películas del Suricato de 2016:

La primera es, en realidad, dos películas. ¿Por qué? Porque han empatado y no quiero poner una por encima de la otra.

Una de ellas es Trumbo, la película de Bryan Cranston en la que el actor interpreta a Dalton Trumbo, el legendario guionista americano que se pasó una larga temporada en la lista negra de Hollywood sin poder escribir por sus creencias personales. Es una película brillante acerca de la lucha de un hombre contra un sistema que no solo le despreciaba, sino que, encima, no quería que contase historias, con o sin una ideología de fondo.

La otra es Dos buenos tipos. Es una comedia negra. En el sentido de género negro. Aunque, ahora que lo pienso, algunos de los chistes eran un tanto oscuros, así que… interpretadlo como queráis. Pero bueno, si seguís mi otro blog, el de relatos, y habéis leído una de las historias que está ahí publicada (La pitillera), sabréis que el género negro me encanta, no solo escribirlo, sino, especialmente, cuando la película o novela están bien hechas. Y, sin lugar a dudas, Dos buenos tipos es el ejemplo perfecto de ello. Los protagonistas son interesantes y entretenidos y el misterio que tienen que resolver, como cabría esperar, resulta ser más complejo de lo que parecía al principio. Pero eso es por las convenciones de género, así que, en realidad, no he dicho demasiado.

Si queréis ver una película que sabe utilizar los clichés bien y a su favor, Dos buenos tipos es la mejor opción.

También, siendo honestos, puede que esta película esté aquí porque, encima, la reseñé la misma semana que autopubliqué mi primera noveleta.

En tercer lugar, tenemos Kubo y las dos cuerdas. Es una película de stop-motion por Laika, el estudio responsable de Los mundos de Coraline. Y, como esperaba desde que la vi anunciada en Cartoon Brew dos años atrás, supe que, aunque la historia no fuese muy buena, visualmente, sería espectacular. Afortunadamente para mí, la historia no solo era buena, sino que era tierna, fácil de seguir y entretenida de ver. Y, no lo puedo repetir suficientes veces, es espectacular.

En cuarto lugar, que no le sorprenda a nadie, hay una película de los Coen. ¡Ave, César!

Es una comedia negra de los Coen y, como El Gran Lebowski, tiene elementos de película de género negro. Y entiendo que podáis pensar que es trampa poner dos películas con una temática tan similar la una de la otra en esta lista, pero, en realidad, son tres.

¡JA! ¡OS HE VENCIDO!

De… de alguna manera.

En cualquier caso, ¿por qué digo tres?

Porque no solo es una comedia con elementos de investigación (aunque no hay demasiados), sino que tiene lugar en Hollywood en la época de la lista negra, así que… Es un poco como el hijo bastardo de Trumbo y de Dos buenos tipos. Sin embargo, la trama negra no resulta tan sólida como Dos buenos tipos y resulta un tanto difusa, siendo los personajes los que arrastran la trama con conversaciones brillantes. Por otro lado, la trama de la lista negra no resulta tan interesante como la de Trumbo porque el equipo de hermanos se centra más en como mostrarlo desde un punto de vista cómico.

Lo que sí tiene es a George Clooney haciendo de un total y completo idiota. Y es genial.

En quinto lugar, llamadme feminazi o lo que queráis, pero tengo que dárselo a Cazafantasmas. Cogieron la trama original y la volvieron a contar relativamente bien.

La dinámica entre las cuatro actrices es genial y, aunque las frases de muchas de ellas no son tan memorables como las de la original, sí que eran increíblemente divertidas, al menos en mi opinión. Recordemos que el humor es un tema muy subjetivo.

El sentido del humor de las cuatro actrices, al menos para mí, generalmente acierta y me hace reír. Aunque el comienzo era un tanto lento, la película mejoraba a medida que avanzaba. Algunos críticos se quejaron de que el ritmo de la película era frenado por algunas conversaciones y, aunque puede ser cierto, en mi opinión, servía para darle profundidad a los personajes y hacerlos más fáciles de comprender.

En sexto lugar, Capitán América: Civil War. Es una peli de superhéroes genialmente bien hecha. No puedo decir mucho más de ella. Salvo que todo se habría solucionado si hubiesen hablado un poco y si Capitán América no hubiese decidido ser un TERRORISTA INTERNACIONAL.

Perdonad, que me sulfure. En cualquier caso, la película tenía buenas escenas de acción y el diálogo estaba bien llevado. Si yo hubiese podido cambiar algo, habría sido lo siguiente:

Habría cogido a Joss Whedon para dirigir, pero porque me gusta más cómo dirige él a los actores a la hora de interpretar personajes; y habría metido mucho más Paul Rudd. No Ant-Man. Paul Rudd.

En séptimo lugar está ARQ, la película de Netflix de ciencia-ficción.

Como dije en mi reseña, no puedo hablar demasiado de la trama. Puedo decir que es como Atrapado en el tiempo, pero con violencia… Bueno, con violencia si descontamos los suicidios de Bill Murray en el clásico. Si contamos con ellos, ARQ es bastante tranquilita.

En cualquier caso, los actores trabajaban bien y se daba a entender que había un mundo fuera que era bastante interesante, pero no te hacía falta saber más de lo que dicen para disfrutar de la historia.

En octavo lugar: Doctor Strange.

Como dije en mi reseña: es como Iron Man, pero con magia. Y Iron Man es una buena película de por sí y la magia siempre lo mejora todo. Punto pelota.

Y los efectos… En serio, como Origen, pero infinitamente superiores en lo que respecta al diseño. Merece la pena solo por ellos.

Rogue One se queda cerca del fin de la lista, en noveno lugar.

Está tan baja por una sencilla razón: los personajes no eran interesantes. De hecho, ha entrado en la lista de este año solo por lo espectacular que es el final.

En último y décimo lugar, finalmente, tenemos Money monster, la otra película de George Clooney que he reseñado este año. Una película nacida del movimiento Occupy Wall Street. Irónicamente, una queja hacia las clases altas pero, obviamente, producida por esas mismas clases. Aunque la trama no era particularmente original, la tensión estaba bien llevada y, posiblemente, un engaño maravilloso. Los personajes, aunque no eran demasiado originales, los actores trabajaban bien.

Sin embargo, antes de terminar este podcast, voy a añadir un par de cosas.

Aunque Los ocho odiosos no esté en la lista, no quiero decir que fuese mala. Simplemente, no me gustó. Es una película altamente recomendable, siempre y cuando se tenga en cuenta que la dirige quien la dirige.

Y, antes de terminar, ya de verdad, diré que algunos de los chistes de Deadpool estaban bien. Algunos.

Así pues, enfrentémonos al nuevo año y a ver qué maravillas y horrores cinemáticos nos ofrece.

Advertisements

About Suricato de Asalto

Soy un suricato amaestrado. Me dedico a bailar sobre teclados y hablar de muchas cosas distintas.
This entry was posted in mini/Podcasts, Películas and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to El Suricato habla, Ep. 71: Las mejores películas del año (2016)

  1. ¡Feliz año, Suricato!

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s