El Suricato habla, Ep. 64: Serenity

Buenos días, tardes o noches, dependiendo de la hora a la que me estéis escuchando.

Si lo recordáis, hace unas semanas hablé de Firefly, una de mis series favoritas. En esa reseña mencioné por sistema la película que se produjo a modo de secuela.

Bueno, pues como esta semana no tengo nada mejor de lo que hablar (porque creo que no os interesará que os empezase a hablar de Ho Chi Minh y cómo fue traicionado por Francia y todo eso), pues voy a hablar de una película que tiene once años para doce. Y, a pesar de haber salido el mismo año que La venganza de los Sith, sus efectos son mejores.

Pero si cuando ves algo de Whedon solo te quedas con los efectos especiales, lo estás haciendo mal.

Obviamente, tienes que quedarte exclusivamente con el guion y la conversación y por eso todo lo que hace Joss Whedon es perfecto y no debe ser cuestionado.

–¿Pero, Carlos…?

¡Perfecto, he dicho!

Después de esta breve interrupción, prosigamos.

La película recoge a los personajes un tiempo después de que termine la serie.

En ese periodo, Book, el cura de la nave, se ha marchado de la Serenity e Inara, la chica de compañía, también se ha marchado, dejando a Mal, Zoe y Wash solos con Jayne, River y Simon. Porque, afrontémoslo, los que son realmente necesarios en la nave son Mal, Wash y Zoe.

Para los que no recordéis mi reseña de la serie, os dejaré un link por… hmm… esto es un podcast. No puedo dejar links.

De acuerdo, a grandes rasgos: Firefly es una serie de vaqueros, pero en el espacio. Con humanos caníbales y altamente violentos pululando por ahí.

La nave, un carguero de clase Firefly llamado Serenity (¿pilláis los títulos?), está capitaneada por Malcolm Reynolds, el actor de pelis de serie b por antonomasia (descontando la barbilla de Bruce Campbell). Como segunda al mando, está Zoe. Su marido, Wash, es el piloto. Como músculo, tienen a Jayne Cobb, un estúpido mercenario. También en la nave están Simon Tam y su hermana pequeña, River. Simon es un médico y River es el resultado de experimentos llevados a cabo por la Alianza, el gobierno totalitario… este totalmente benévolo que aboga por control absoluto de la sociedad y… No, no. Quería decir totalitario, perdón.

En cualquier caso, mientras que Firefly empezaba con la batalla que le dio nombre a la nave de Mal, Serenity comienza con algo que, seguramente, Whedon habría preferido explorar en la serie, pero no vamos a meter el dedo en la llaga demasiado. La serie empieza con Simon rescatando a su hermana de un laboratorio de la Alianza, pero, en realidad, no es eso lo que está pasando realmente. No.

En realidad, el Operativo (también conocido como Karl Mordo o “el personaje no desarrollado” en Doctor Strange) está viendo las cintas del laboratorio del que escaparon los hermanos Tam.

Al otro lado de la galaxia, Mal y compañía están preparando un golpe: van a robar el salario de unos soldados de la Alianza. Y, honestamente, esa escena tiene una de las mejores conversaciones que he oído nunca. Y digo oído porque, de hecho, por cómo está grabada, no se ve.

Mientras Mal negocia con el soldado, sin embargo, el pueblo es asaltado por unos reavers, los agradables asesinos caníbales degenerados que fueron presentados en la serie.

Al volver a la nave, Simon se enfada con Mal porque, por lo visto, exponer a una niña de unos diecisiete años o así a una panda de asesinos violadores que han perdido su humanidad y adornan sus vehículos con cadáveres es malo.

En cuanto dejan a River en un planeta, sin embargo, la muchacha acaba con toda la gente de un bar, de manera que Mal y compañía vuelven a guardarla en la nave con su hermano para evitar que les pase algo malo.

A partir de ese momento, Mal va de un lado a otro de la galaxia, hablando con Book y con Inara mientras les sigue el Operativo. También, los miembros de la Serenity intentan llegar al fondo del origen de los reavers.

Ahora bien. Lo bueno de la película: tenemos a todos los personajes que nos encantan, el diálogo de Whedon y unos efectos geniales (que, de hecho, han envejecido mejor que los de una película que salió al mismo tiempo y que tenía el triple de presupuesto *tose* La venganza de los Sith *tose*)

Lo malo, sin embargo, es lo siguiente: tal y como ha apuntado una persona, que puede o no ser la que me ha interrumpido antes, las relaciones de los personajes fueron modificadas sin justificarse. Tal y como me mencionó, la relación entre Jayne y los hermanos Tam se reseteó a tal y como era al comienzo de la serie. También, tal y como me dijo, la relación entre Mal y Book pareció avanzar de golpe y mejorar considerablemente.

Aunque es cierto que tiene razón, por otro lado, la película significa que tenemos unas dos horas más de los miembros de la tripulación de la Serenity, así que… yo, personalmente, prefiero ignorar eso y disfrutar de una película que, si vista por sí sola, sigue siendo buena y entretenida.

No solo eso, la película plantea una trama de ciencia ficción curiosa e interesante al tiempo que hace que pensemos en el control que un gobierno debiera ejercer sobre su población.

Es una película que, aunque no perfecta, sigue siendo bastante buena. Dicho eso:

I’m a leaf on the wind, watch how I…

Advertisements

About Suricato de Asalto

Soy un suricato amaestrado. Me dedico a bailar sobre teclados y hablar de muchas cosas distintas.
This entry was posted in mini/Podcasts, Películas. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s