El Suricato habla, Ep. 57: ARQ

Buenos días, tardes o noches, dependiendo de la hora a la que me estéis leyendo.

Esta semana vamos a hablar de Arq, una película original de Netflix escrita por uno de los guionistas de Orphan Black (serie que, os juro, reseñaré algún día). Y es ciencia ficción. Es como si hubiese un tema en estas últimas semanas, pero solo es casualidad. Afortunadamente, BoJack Horseman está entre medias para que no sean cuatro semanas temáticas del tirón.

Pero bueno, vamos a hablar de Arq.

¿Por dónde empezar?

Es una película de ciencia ficción de Netflix, aunque creo que ya he dicho eso. Si lo he dicho, para que quede total, absoluta e indiscutiblemente claro: es ciencia ficción. Y la distribuye Netflix.

Los personajes son Renton, un hombre con antecedentes en ingeniería (y, si jamás habéis estudiado una, entenderéis por qué digo antecedentes y no trasfondo), Hannah, una mujer que, parece ser, es la novia de Renton, y tres asaltantes. Bueno, cuatro, si contamos con uno que está muerto en el sótano.

Y es en el sótano donde está la clave de la película, el ARQ. A significaba una cosa, R era recursivo, creo, y Q significa “quine”. ¿Por qué solo recuerdo la Q?

Aparte de porque soy una horrible persona y no quiero ponerle a nadie nada fácil, es porque un “quine”, en inglés, es un programa cuyo resultado es el programa en sí. Conceptualmente parece sencillo, pero hace un par de días, antes de dormirme, intenté escribir uno de cabeza en C (mis hobbies son perfectamente normales) y… es mucho más complicado de lo que pueda parecer.

Pero bueno, llevo un buen trecho de la reseña y todavía no he hablado de la película en sí.

“¿De qué va?” os estaréis preguntando, al tiempo que consideráis apagar SoundCloud y dejarme tirado. Y lo entiendo, así que, por eso, os voy a explicar la trama de la peli:

Atrapado en el tiempo, pero con terroristas. O gente que lucha por la justicia, dependiendo de hasta qué punto esté uno de acuerdo con compañías privadas dictatoriales que utilizan a robots para librar sus batallas por ellos.

Así que, terroristas.

Obviamente, no son más que unos sucios terroristas que quieren que no podamos poner un impuesto sobre el consumo de aire podrido y tóxico.

Ahora en serio, Renton, el protagonista, no elige ningún lado en la guerra civil que, aparentemente, se está librando a su alrededor. Considera que ningún lado (Torus Corp o The Bloc) tiene razón. El problema es que, también, cree estar por encima del resto del mundo. Sin embargo, no ha elegido esa posición porque sea un ingeniero (cosa que no me habría sorprendido, siento decir), sino por cinismo. Considera que ningún bando tiene razón y que los dos son horribles.

Yo, personalmente, soy una persona que tiende a estar entre dos bandos pero, puedo asegurar que, si jamás hubiese una guerra civil, elegiría un bando. Más que nada porque, si no lo haces, eres enemigo de ambos lados. Y no quiero ser como Yossarian y estar convencido de que todos quieren matarme. Kudos al que pille lo que acabo de decir.

Lo que quiero decir con esa parrafada es que Renton me parece un cobarde. No se arriesga y, por ende, cabrea a todos los que le rodean.

Por otro lado, tenemos a Hannah, la novia de Renton, de la cual no sabemos demasiado.

Todo lo que se descubre de los personajes, desafortunadamente, resulta crucial para la trama. Eso significa que no puedo hablar de ellos sin, a efectos prácticos, descuartizar la película.

Lo que sí puedo decir es que, el comportamiento de algunos de los personajes no tiene mucho sentido cuando piensas a fondo en él. Pero, por otro lado, es consistente para lo que el público pueda saber del personaje en ese momento, así que… estoy dividido entre quejarme por la falta de lógica interna y alabar la película por lo fácil que hacen seguir una trama increíblemente sofisticada y compleja.

De esa manera, voy a quejarme porque no hay lógica interna y alabarla por conseguir que sea fácil seguir una trama increíblemente compleja y sofisticada.

Y al primero que me acuse de ser como Renton por no decidirme, le crujo a leches.

Así pues, en la película, Renton y Hannah son sistemáticamente asaltados por una panda de terroristas enmascarados mientras el ARQ resetea un determinado periodo de tiempo.

La premisa es sencilla, los personajes son interesantes (aunque alguno tenga un fallo o dos) y el mundo que les rodea también, aunque sea un tanto genérico.

Es una película recomendable aunque, siento decirlo, no es la mejor película que haya abordado el tema de viajes en el tiempo. Esa película es Predestination, pero esa es una película de la que no se puede hablar demasiado sin destrozarla.

Aunque tampoco es que Arq se preste demasiado a ello.

Advertisements

About Suricato de Asalto

Soy un suricato amaestrado. Me dedico a bailar sobre teclados y hablar de muchas cosas distintas.
This entry was posted in mini/Podcasts, Películas. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s