El Suricato habla, Ep. 44: Star contra las fuerzas del mal

Esta semana voy a hablar de algo que tenía preparado desde hacía ya dos semanas: Star contra las fuerzas del mal. ¿Por qué he elegido esta semana y no otra? Por varias razones, siendo las dos más importantes las siguientes: No tenía nada más preparado (salvo algo que aún no quiero grabar) y porque el lunes que viene, estrenan la segunda temporada de esta serie. Dicho esto, os dejo el guion aquí abajo.

Buenos días, tardes o noches, dependiendo de la hora a la que me estéis leyendo.

Esta semana (hace casi un mes), como a la hora de escribirlo (el martes pasado) no había visto ninguna película de estreno, he decidido hablar de Star contra las Fuerzas del Mal.

La serie, estrenada el año pasado, consiguió que su segunda temporada fuese confirmada antes de que (a efectos prácticos), se estrenase realmente.

Es, seguramente, una de las series Disney que más me ha entretenido en los últimos años. Bastante más que Phineas y Ferb y quizás más que Kim Possible, incluso.

En cualquier caso, ¿de qué va la serie?

Muy sencillo.

Star Butterfly es la hija de los monarcas de Mewni, un reino en otra dimensión. Como tal, al cumplir catorce años y ser la hija de la reina de Mewni, tiene derecho al cetro mágico de su familia.

Sin embargo, la niña no es lo suficientemente responsable y, en algo menos de cinco minutos, prende fuego al reino de sus padres.

Sí, quizás no sea la persona más recomendada para tener una cantidad virtualmente ilimitada de poder.

Sus padres, sin embargo, en lugar de quitarle el cetro mágico o enseñarle a usarlo, deciden que lo más recomendable es mandarla a la Tierra a aprender a manejar sus poderes, lo que da a entender que la Tierra, para la población de Mewni, es el equivalente al desierto de Nevada para el gobierno americano.

¿Por qué si no mandarían a una niña con el poder de aniquilar ciudades y salir ilesa a un lugar desconocido?

En resumen, los padres de la niña deben de ver a los humanos como una raza inferior que puede ser destruida sin repercusiones serias, debe ser aniquilada o, simplemente, quieren conquistar la Tierra y Star es su fuerza de reconocimiento.

Pero bueno, dejemos de lado lo oscura que puede ser esta serie sin quererlo (porque cuando quiere serlo, también lo es) y hablemos de la serie en sí y no sus horribles y desalentadoras implicaciones.

La protagonista, Star, como ya he dicho, es una muchachita de unos catorce años que es mandada a la Tierra para aprender a controlar sus poderes.

Sin embargo, puesto que fue educada por su guardaespaldas, sus gustos, en lugar de ser los normales para una chica entrando a la adolescencia, son más similares a los de un exmarine que acaba de abandonar el servicio cruzado con Zooey Deschanel en pleno brote psicótico.

A pesar de ello, el personaje no resulta exasperante y cansino, sino divertido y gracioso.

Por otro lado, tenemos a Marco Díaz, la contrapartida de Star y su compañero de aventuras. Se supone que él es sensato y razonable mientras que ella es una especie de torbellino de narvales y conejos explosivos y cosas por el estilo. Afortunadamente, como adolescente que es, también comete errores y hace locuras pero las hace de una manera más sensata que Star.

Esta pareja son los protagonistas y, de momento, parecen tener una relación meramente platónica, aunque a saber lo que pasará en el futuro con ellos. ¿Quién sabe? Puede que terminen juntos. De hecho, siendo Disney, no me sorprendería. La única serie del titán en la que los personajes no terminaron emparejados (que yo recuerde) fue Gravity Falls. Y solo porque eran hermanos, no por otra cosa.

Al otro lado del espectro tenemos a Ludo, el villano y Toffee, su secuaz.

Ludo es una especie de kappa (un tipo de monstruo japonés) que quiere el cetro de Star para controlar el mundo y conseguir su cuerpo de niño grande. En serio. Esa es su razón.

Toffee, por su parte, es el segundo al mando de Ludo y… bueno, no tiene un dedo. No se sabe demasiado de él, quizás se hable un poco de él en la siguiente temporada, pero a saber. Lo poco que se sabe de él es que es un astuto sociópata y, probablemente, uno de los villanos más inquietantes que yo al menos he visto en mucho tiempo. No porque sea desviado o haga cosas raras, sino por lo perfectamente frío y calculador que es.

Cada capítulo tiene una trama independiente (generalmente Star se mete en un lío porque no entiende nuestras costumbres) pero todos están unidos entre sí por un elemento: la enemistad entre Ludo y Star. Aunque Star ve a Ludo más bien como un entretenimiento antes que como un verdadero enemigo.

¿Por qué?

Porque Ludo no consigue derrotar a Star en ningún momento y, francamente, porque resulta adorable de una manera asquerosa (es una especie de monstruo japonés, no es algo agradable, que digamos).

La serie en sí es una iteración sobre el género de las magical girls, las adolescentes que tienen poderes mágicos que usan para luchar contra el crimen. Sin embargo, mientras que la protagonista genérica de un anime de magical girls suele ser alguien con quien las niñas pueden empatizar (una niña despistada y “normal”), Star es todo lo contrario: es la hija de una monarquía extradimensional y siente una predilección por la violencia que roza el sadismo. No es lo que yo llamaría exactamente normal, salvo en mi caso, obviamente.

Gran parte del humor es una combinación de los líos en los que Star se mete por una falta de comprensión y, simplemente, situaciones absurdas.

En general, la serie es entretenida y, aunque sea, merece la pena verla solo por el doblaje de algunos secundarios, lo maravillosamente bien que está animada y la genial combinación entre los elementos “femeninos” con violentas llamaradas y monstruos sacados de las peores pesadillas de Cthulhu. ¿Julju? ¿Kazulu?

Bueno…

Y, si eso no os parece suficiente, siempre podéis pensar que los habitantes de Mewni están usando la Tierra como un terreno de pruebas.

Advertisements

About Suricato de Asalto

Soy un suricato amaestrado. Me dedico a bailar sobre teclados y hablar de muchas cosas distintas.
This entry was posted in mini/Podcasts, Series and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s