El Suricato habla, Ep. 36: Overwatch Beta

Buenos días, tardes o noches, dependiendo de la hora a la que me estéis leyendo.

El finde semana pasado se abrió la beta de Overwatch, un juego multijugador de Blizzard, los creadores del motor del satanismo y todo eso: World of Warcraft.

El Overwatch funciona en la misma línea que el Team Fortress 2, el juego de Valve. Es decir, cada jugador elige un personaje y ayuda a su equipo a cumplir un objetivo. Cada personaje, por su parte, tiene una función determinada por el daño que hace, cómo lo hace y cuánto puede recibir.

En este juego, no solo eso, sino que cada personaje tiene habilidades distintas, lo que significa que un personaje de ataque puede ser muy distinto a otro que cumpla la misma función.

Yo, puesto que no estoy del todo familiarizado con esta clase de juegos (porque aborrezco jugar en línea), mantuve una larga conversación con un amigo que juega al Team Fortress 2 de manera profesional.

Por las mismas razones por las que a mí me encantó y me pareció una buena iteración sobre el juego de Valve, a él no le pareció un juego bueno.

Así pues, vamos a hablar de este nuevo juguete.

No puedo hablar de la historia por dos razones:

1- No hay campaña de un solo jugador, de manera que la historia se tiene que intuir a través de conversaciones entre personajes no jugadores.

2- Es una beta así que, aunque la hubiese, no se habría visto entera aquí. A no ser que hayas leído todos los cómics y visto todos los vídeos.

De lo que sí puedo hablar es del diseño:

Es colorido y limpio. Todos los mapas (de los que hay unos doce) son lo suficientemente grandes como para poder perderse, pero no lo demasiado como para hacerlo irremediablemente. Y, al cabo de tres o cuatro partidas, puedes familiarizarte con las calles.

Cada mapa tiene una personalidad propia, quizás algo estereotípica, pero una personalidad propia a fin de cuentas. Por ejemplo, cuando estás en Hollywood, encarna la realidad de la historia del cine lo mejor que puede: pasas de un estudio moderno (con croma verde y todo) al decorado de un Western donde lo único que existe son las fachadas.

Los personajes… Cada uno tiene su propia historia y sus diseños lo hacen obvio (incluso el gorila con pistola de rayos). De hecho, en cuanto uno de los personajes se separó de lo que era ella, gran parte de Internet se molestó. Y no, no voy a explicar todo el debate porque no soy masoquista y explicarlo consumiría todos los minutos que me quedan aquí en mi SoundCloud.

A la hora de jugar…

Aquí está la gran diferencia entre mi amigo experto en Team Fortress 2 y yo.

Él se quejaba de lo fácil que resultaba manejar a todos los personajes y de que el juego, en general, era fácil.

Para él (y una minoría de los jugadores), esto es un problema bastante grande.

Para los que son como yo (véase: lerdos y torpes), sin embargo, no es más que una ventaja. Que un juego tenga la habilidad de ser cogido y, en cinco minutos, sea bien manejado por un novato es maravilloso.

Pero, lo más importante: ¿es divertido el juego?

Sí. El hecho de que sea fácil para gente inepta y torpe lo hace muy divertido para todos porque todos toman y todos reparten. Y, a fin de cuentas, eso es lo que queremos de los juegos.

Advertisements

About Suricato de Asalto

Soy un suricato amaestrado. Me dedico a bailar sobre teclados y hablar de muchas cosas distintas.
This entry was posted in mini/Podcasts, Videojuegos. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s