Pirata Espacial

El otro día, el miércoles, por fin vi Marte. Durante todo el tiempo que no la vi, me mantuve a una distancia prudencial de las reseñas de otras personas. No por miedo a spoilers sino porque no quería que sus críticas influyesen la mía.

¿Por qué no tenía miedo a los spoilers?

Porque me esperaba algo como Gravity o Náufrago, dos películas con premisas, aparentemente, similares. Sin embargo, me agrada decir que no es del todo cierto. La película tiene la ventaja de que se resume muy fácilmente sin que el resumen sea vago. Por ejemplo, si dijese: joven barón debe derrotar a un poder oscuro, puedo estar hablando de Star Wars, El Señor de los Anillos, Harry Potter o, incluso, el monomito de Campbell (concepto en el que firmemente creo, como el subconsciente colectivo. Pero para poner nervioso a la gente, más que otra cosa). Sin embargo, las historias de superviviencia de este tipo, tienen el atractivo de que solo el entorno las puede hacer únicas muy rápido. Y, encima, hoy por hoy, con nuestra obsesión de crear personajes creíbles, sabemos que va a haber una evolución interesante.

Así pues, voy a resumir la historia: Un hombre se queda atrapado en Marte y tiene que volver a la Tierra.

Personalmente, una parte de mí (una parte muy infantil), quería que el personaje de Matt Damon solucionase su problema à-la MacGuyver. Véase.

–De acuerdo, tengo doscientos kilos de patatas, un Rover espacial y un espacio habitable con un oxigenador –murmuró Mark Watney, observando como el Sol marciano se ponía–. Si cubro el espacio habitable de patatas, me aislaré del frío letal del espacio. Ahora, cómo puedo lanzar mi espacio habitable hacia la Tierra. Hmmmm. Si salto fuerte sobre Olympus Mons, podría hacer que entrase en erupción y…

Desafortunadamente, la película no se desarrolla así. Aunque sospecho que, dentro de poco, The Asylum me va a llamar para producir esto.

Pero prosigamos.

El protagonista, Matt Damon, se pasa gran parte de la película hablando consigo mismo. Al principio pensé que no tenía sentido. Sin embargo, pensando un poco, me di cuenta de que es algo que yo recomendaría a mis alumnos-astronautas. El hecho de hablar con uno mismo (aunque sea a un podcast) anima a la gente y evita que te pongas en plan Jack Torrance.

También, aunque al principio pensé que iba a ver toda la película con un filtro rojo, me alegra decir que me equivoqué: había un filtro rojo para Marte y uno azul para… otras cosas que no quiero contar.

La música (tanto ambiental como canciones) está genialmente elegida pero, si pudiese cambiar una de las canciones, cambiaría Starman de David Bowie por Space Oddity, pero es una elección meramente personal. También, porque, como me dijeron mis amigos, con Space Oddity, la elección de Mark Watney habría sido entregarse al vacío en lugar de sobrevivir.

Conclusión:

La película está bastante bien y no se parece tanto como esperaba a Naúfrago y Gravity. Aunque no conseguí conectar con todos los personajes, sí les podía entender (después de todo, yo no soy tan atractivo como Matt Damon cuando sudo).

Eso sí, entiendo perfectamente la fantasía de Mark Watney de ser un pirata espacial. La explicación de ello es que, técnicamente, Marte se rige por las mismas leyes que las aguas internacionales.

8/10

Advertisements

About Suricato de Asalto

Soy un suricato amaestrado. Me dedico a bailar sobre teclados y hablar de muchas cosas distintas.
This entry was posted in Películas and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s