“Leia” mola un pescao. El cómic. Bueno y ella. Y su clásico bikini. Sobre todo su clásico bikini.

Vale, vamos a ver. Que me guste Star Wars ya no sorprende a nadie. No paro de hablar de la saga. De hecho, Han Solo sigue siendo una inspiración en mi día a día. Junto con Deckard e Indiana Jones. Y no, Harrison Ford no tiene que ver nada con ello. Bueno, vale, tiene algo que ver, pero no tanto.

Pero sigamos, hace un tiempo empecé a leer Star Wars, la colección de cómics que Marvel empezó a publicar. Ahora, medio año después, he terminado de leer una de las colecciones: Princesa Leia.

El cómic, desde el principio, iba a tener cinco números. Yo no lo sabía. Esto tuvo, obviamente, consecuencias. De entrada, preguntarme “¿cuál será el siguiente arco del cómic?” al terminar de leer el tomo. La siguiente consecuencia fue ir a la tienda de cómics y preguntar al dependiente “¿cuándo sale el siguiente de Princesa Leia?”

La cara de pena del hombre fue devastadora. Entendí la desolación que los pensadores alejandrinos sintieron al ver su biblioteca arder. Solo que me importó de verdad porque me afectaba a mí.

En cualquier caso, ya vale de anécdotas. La historia del cómic tiene lugar después de Una Nueva Esperanza (y como siempre digo, cualquier queja respecto al título, se la mandáis a alguien al que le importe). De hecho, justo después de esa extraña ceremonia en la que nadie da un discurso. Salvo Chewie y R2.

https://youtu.be/yixG8pfncOs?t=17

Conmovedoras palabras.

Así pues, después de la ceremonia ­– aparte de tener una incómoda conversación con Luke, porque está un poco  pillado por su hermana –, la princesa decide que tiene que salvar a todos los alderaanies, porque si no, el Imperio hará una limpieza racial.

Para los que no lo tengáis claro, se supone que el Imperio es como el Tercer Reich.

Así pues, la princesa debe enfrentarse a la voluntad del Hitler-galáctico y salvar a sus compatriotas. Sin embargo, no solo no lo puede hacer sola, sino que además, sus jefes de la rebelión no quieren dejarla fuera de su vista. Así pues, como todo adolescente cuyos padres han encerrado en casa, deja una nota y se escapa. Solo que en lugar con un amigo y en su moto, ella roba una nave especial y hace que la pilote una mujer.

Así pues, decide salir a buscar y rescatar a todos sus compatriotas. La historia se ve puntuada por flashbacks en los que la chica recuerda sus conversaciones con su padre, el senador Bail Organa en las que discutía sus deberes como futura líder del planeta.

Así pues, la historia va avanzando y la princesa Leia debe rescatar a todos los alderaanies que están perdidos por la galaxia, enfrentarse al Imperio y, al tiempo, conseguir una nueva amiga.

Conclusión:

No tiene la mejor historia de todos los cómics de Star Wars (ese sería el tomo 7 de Star Wars), pero la trama está bien y la Leia es un personaje interesante. Sin embargo, Lando Calrissian no aparecía, lo que hace que pierda muchos puntos.

Sin embargo, dentro de poco, saldrán los cómics de Lando y del mejor escritor de discursos de la galaxia.

7,5/10

Advertisements

About Suricato de Asalto

Soy un suricato amaestrado. Me dedico a bailar sobre teclados y hablar de muchas cosas distintas.
This entry was posted in Cómics/Webcómics. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s