Das Overman

Desde hace unos cuantos meses, llevo visitando tiendas de cómics y comprando The Multiversity o, como se llama en España, El Multiverso, pero no lo llama así ni Dios. Los cómics los escribe Grant Morrison y son una serie de lo que en inglés se llaman one-shots. La diferencia es que todos las historias (unas nueve) están entrelazadas.

¿Qué significa esto?

Que casi puedes leer cualquiera de los ejemplares en cualquier orden. Por eso se puede recomendar casi cualquier número como punto de partida para alguien que no haya leído cómics antes.

Por eso voy a hablar del sexto número: Los Maestros (The Masters en la original).

Me encantan las historias con Supermanes alternativos. He leído dos tomos que sirven de ejemplo: Superman: True Brit y Superman: Hijo Rojo. No son en los que todo el mundo piensa necesariamente, pero sí son muy buenos. Sobre todo True Brit porque Cleese (de los Monty Python) escribió el guión. Y porque aparece Batman. Este Batman:

DC Comics

DC Comics

Sí, me gustan los juegos de palabras malos, lo siento mucho.

Pero prosigamos.

Me encantan los cómics basados en “Y si…”, por eso he elegido este número en concreto de Multiversity. En este mundo, el mundo número 10, Kal-El (Superman) cayó en Checoslovaquia en 1938, donde había unos soldaditos alemanes muy majos.

Así pues, Superman es entrenado para ser un arma del Reich de los Mil Años. Diecisiete años más tarde, los Nazis toman los Estados Unidos.

Es el comienzo de una nueva era, una en la que Overman (Karl Kant) viste de gris y defiende los ideales del Reich – que supongo que son Guerra, Ignorancia y Esclavitud –, en lugar de los americanos – libre mercado y todo eso.

Sin embargo, Overman es una persona que se cuestiona (lógicamente) si las limpiezas étnicas fueron lo correcto.

Es un hombre al que le reconcome todo lo que ha hecho y las consecuencias de ello: se arrepiente de la muerte de Overgirl (no puedo entrar en esto, no hay tiempo), siente pena hacia los americanos subyugados por el sucesor de El Führer.

Y, al otro lado del Atlántico, en Metrópolis, el Tío Sam (un superhéroe vestido como el Tío Sam) está organizando una rebelión contra el Reich.

A grandes rasgos, eso es lo que pasa en la historieta.

Ah, bueno, y se lanza una estación espacial contra una ciudad. Pero eso son minucias.

Conclusión:

Los Maestros me parece un buen ejemplar para saltar al mundo de los cómics adultos americanos. Tenemos a un Superman preocupado por todo lo que ha hecho, una rebelión americana y, también, a un personaje que une a Los Maestros con el resto de historias de Multiversity. Pero casi se le puede ignorar porque solo el momento de la vida de Karl Kant que Los Maestros cuenta merece la pena por sí mismo.

8/10

Advertisements

About Suricato de Asalto

Soy un suricato amaestrado. Me dedico a bailar sobre teclados y hablar de muchas cosas distintas.
This entry was posted in Cómics/Webcómics and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to Das Overman

  1. Pingback: Batman contra Lex | Suricato de Asalto

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s