Esto no vale…

Me encanta Los Simpsons. Si no me creéis, preguntad a mis padres. Entre las pocas cosas que puedo hacer bien, podemos contar que reconozco un capítulo de esta serie con ver algo menos de cinco segundos – de media. No estoy exagerando. Hay capítulos con los que me basta ver un fotograma y sé cuál es.

Pero son capítulos como el primero de esta nueva temporada los que me frustran. La serie, estoy seguro, todavía puede hacer algo. ¿Está en sus últimos días? No necesariamente. ¿Lo parece? Un poco. Y mira que me molesta. Los mejores guionistas trabajan ahí. Más o menos; depende de lo que quieras de una serie. No quiero que reinventen la rueda. Steven Universe ya lo ha hecho por ellos.

Lo que sí me gustaría es que se la jugasen e hiciesen algo arriesgado.

Cuando leí el resumen de este capítulo (Homer y Marge se divorcian), me emocioné. Sabía que Homer y Marge no iban a terminar separados al final del capítulo. Porque lo dijeron los productores y, entre otras razones, porque no me di un golpe en la cabeza al nacer y sé cómo funciona la serie.

Ahora bien, no voy a explicar exactamente de qué manera solucionan el “fregao” en el que se metieron, solo voy a decir que es una de las tretas más viejas y manidas de todas las series. Y tenéis que entender que me duele mucho no poder decirlo porque tengo suficientes chistes como para hundir un transatlántico. Debo… Resistir… La… Tentación…

Sin embargo, no voy a decir que Homer y Marge tuviesen que haber terminado separados al final del capítulo. Mucho menos cuando vemos que la razón por la que se separen es que Homer tenía narcolepsia. Ha hecho cosas peores. Y sí, su comportamiento podría ser la gota que colma el vaso, pero… No sé.

Pero estoy divagando. Homer y Marge no tendrían que haberse separado. Después de todo, Los Simpsons debe conservar su statu quo porque, si no lo hiciese, los fans asaltarían a todos aquellos relacionados con la serie.

Aunque, siendo honestos, me habría gustado que sí, que se hubiesen separado. Que hubiesen roto con lo tradicional. Me habría valido con que, al final del capítulo, se hubiese resuelto de cualquier otra manera.

Si me hubiesen dicho que Marge y Homer pasaron un año separados y luego volvieron, me habría valido. Cualquier solución salvo la que usaron. Si hubiesen usado a Kang y Kodos – los alienígenas favoritos de la serie – para inventarse una excusa, eso me habría satisfecho igualmente.

Para más inri, tristemente, el personaje introducido en el capítulo (una farmacéutica) podría haber sido mejor usado. Podrían haberla utilizado para algo más que burlarse de la Generación Y.

En cualquier caso, no ha sido un buen comienzo para la inmortal serie.

Conclusión:

¿Puede recuperarse? Sí. Aún conservan algo de fuerza, pero esto es desalentador y me da rabia que pase esto.

Advertisements

About Suricato de Asalto

Soy un suricato amaestrado. Me dedico a bailar sobre teclados y hablar de muchas cosas distintas.
This entry was posted in Análisis and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s