Dinosaurios (in)domables

Como ya he dicho alguna vez antes, tengo contactos por ahí, lo que significa que ayer pude ver Jurassic World antes que nadie.

De entrada, es una película de palomitas. Verla sin palomitas es un error. Y, desde luego, no es una película para ver conmigo. No me callé en ningún momento y me dediqué a hacer comentarios durante gran parte de la película, lo que indica que me lo pasé bien. Cuando la película es mala, lo que hago es hacer chistes malos. Estando conmigo en la sala, nunca se puede saber si digo algo porque la película me está gustando o no.

Pero veamos, como todas las películas de la saga antes, algunos de los protagonistas eran unos chavales. ¿Qué pasa con ellos? Que, los guionistas, no contentos con atrapar a un par de chavales en un parque temático en el que hay un dinosaurio agresivo suelto, decidieron que sus padres estaban pasando por un divorcio. Trama que no termina de resolverse del todo.

Universal, 2015

Veamos, si tu historia involucra a este bicho como el malo:

No te hace falta nada más para añadir tensión. Este asesino en serie (porque esta película es un slasher con un dinosaurio en el lugar del asesino) es más peligroso que Freddy Krueger y Jason Voorhees combinados. Digo esto porque, en un momento, le disparan con un bazooka y aguanta. Las balas no le hacen daño. Es como Neo en Matrix pero con un índice de agresividad y maldad que solo se puede comparar a un malo Disney.

¡Esta película no tenía suficientes paquicefalosaurios!

Perdonad, han tomado control de mi teclado por un momento.DSC_0027

En cualquier caso, ignoremos a mi dinosaurio.

Otros de los personajes, también protagonistas, como el Indominus Rex y los niños, son Owen y Claire (Chris Pratt y Bryce Dallas Howard respectivamente).

Uno es un intrépido domador de velocirraptores, empleo que no sabía iba a ser mi favorito hasta que vi la película. La otra es una empleada del parque cuyo cargo es relaciones con inversores, así que, obviamente, no tiene un pelo de tonta. Bueno, descontando el hecho de que en lugar de cuidar de sus sobrinos (los niños) como le había prometido a su hermana, se dedica a intentar convencer a los inversores de que les den más dinero.

Así pues, los cerebrines del parque deciden que, para conseguir más dinero, en lugar de, no sé, subir los precios de los margaritas, tienen que crear un dinosaurio más inteligente y letal que el T-Rex. Esta es la clase de idea que yo, personalmente, colocaría en la columna de “Quizás”.

Sin embargo, el jefazo del parque quiere un dinosaurio más guay (sus palabras, no las mías) y, como uno de sus ingenieros genéticos posee las mismas capacidades de lectura de contexto que una patata, se decide hacer un dinosaurio híper-inteligente con poderes de camuflaje tanto visuales como térmicos. Porque, obviamente, eso es lo que necesitas cuando haces un lagarto carnívoro de quince metros de largo: darle más ventajas.

Por otro lado, la división militarizada de InGen (los tíos que desmadran todo en todas las películas al intentar sacar cosas de Isla Nublar), quiere sacar (wah-wah) a los velocirraptores de Owen de Isla Nublar para hacer con ellos una división militar. Por genial que pueda sonar, es otra idea para la columna “Quizás”.

La película tiene, quizás, demasiadas tramas y, algunas, murieron en el proceso de edición y posproducción. En concreto la trama de la novieta de uno de los chavales y la del divorcio de sus padres.

La trama que si sobrevivió era la trama amorosa requerida por el formulario A-126 de Hollywood: protagonista masculino se enamora de protagonista femenina.

Todo sea dicho, yo también me enamoraría de Bryce Dallas Howard y/o Chris Pratt.

Bryce Chris

¡Si es que están tremendos!

La película en sí, me recordó a un cruce entre dos películas de Michael Crichton (el que escribió la novela de Parque Jurásico). Los films en cuestión eran Almas de metal (1973) y Parque Jurásico (1993): el parque está lleno de gente y las atracciones empiezan a matar (y en este caso, comerse) al público y las atracciones son dinosaurios. Para los que no conozcan Almas de metal, esto les dará la idea: Rascapiquilandia, el cuarto episodio de la sexta temporada de Los Simpsons. La diferencia más importante entre Parque Jurásico y Almas de metal es que, en una, el parque todavía no ha abierto y en la otra, está lleno de gente.

Otra referencia (aunque no sea a propósito) es a Los pájaros, el clásico de Hitchcock. Esto pasa cuando los pterodáctilos escapan de su jaula, cosa que me alegra, puesto que esta es la primera vez en la que los pterodáctilos tienen un papel en la película que no sea el de: ¡Oh, qué bonitos son los pterodáctilos mientras sobrevuelan Isla Nublar!

La mejor escena de la película tiene lugar ahí, cuando los pterodáctilos se ponen en plan Psycho: mientras los agresivos dinosaurios voladores atacan a los huéspedes del parque, uno de ellos sale corriendo, con un margarita en cada mano sin soltarlos ni permitir que caiga una gota. Así pues, podemos estimar que el precio de los margaritas es de… ¿15 dólares? ¿20, quizás?

Hmm… tal vez mi idea de ganar dinero subiendo el precio de los margaritas no sea tan buena si cuestan lo suficiente como para que alguien los valore tanto (o más) que su propia vida.

Conclusión:

Una película de palomitas pero con pocos paquicefalosaurios, como me recuerda mi colega.

Es entretenida para pasar el rato y, de vez en cuando, pasa de ser una película para toda la familia a ser una pesadilla de Hitchcock (sobre todo cuando los dinosaurios comen).

A su favor diré que:

  1. Solucionan una de las quejas que leí por Internet acerca de la película; esa de que los dinosaurios tenían plumas y en la peli no. Los dinosaurios son diseñados genéticamente para que queden chulos. Eso es bien.
  2. Los velocirraptores amaestrados de Owen son plausibles (aunque, probablemente, muy peligrosos), puesto que hay domadores (dos o tres en todo el mundo) que son parte de una manada de leones. Es decir, ¡puedes ir con velocirraptores como si fuesen perros de caza!

Resumiendo: es entretenida.

7,5/10

 

 

 

 

 

 

Advertisements

About Suricato de Asalto

Soy un suricato amaestrado. Me dedico a bailar sobre teclados y hablar de muchas cosas distintas.
This entry was posted in Películas and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s