Piratas en el espacio y dioses en máquinas

Tengo que ser honesto: fui a ver esta película sabiendo que tenía que gustarme. Después de todo, la Arcadia y su capitán eran amigos de mi infancia y, como tales, les quiero.

Como muchas películas (y, de hecho, el anime original) del género, el film empieza con alguien explicando lo que pasó antes de que la película dé comienzo. Es una manera sencilla de introducir al público en el universo. Sin embargo, no se consigue que se entienda qué pasa de una manera orgánica.

El comienzo (descontando la narración) es interesante; empezamos en un saloon donde el protagonista (no el Capitán Harlock) está bebiendo. De pronto, el saloon empieza a temblar (y, gracias a la maravilla del sonido THX, la sala de cine también) y unos cuantos de los clientes salen corriendo a la calle (del saloon, aunque no me habría sorprendido que saliesen del cine): la Arcadia ha hecho su entrada, rodeada de humo negro, haciéndola difícil de ver.

Los clientes escalan un acantilado para llegar a la Arcadia y poder formar parte de la tripulación de la nave pirata.

El Capitán elige a sus tripulantes de una manera sencilla, increíble y estúpida: les sostiene a unos cuantos cientos de metros por encima del suelo y les pregunta por qué quieren formar parte de la Arcadia. Si no responden como es debido, merecen la muerte. Me parece que el departamento de recursos humanos no es escuchado en la Arcadia.

El protagonista, Yama, consigue entrar en la Arcadia y conocer al Capitán y… eso es todo lo que puedo contar de la trama de la película en sí sin reventarla. Hay peleas, naves espaciales y floretes-pistola (algo que muchas más películas necesitan).

Lo que sabemos del Universo es que el Capitán y la Arcadia han estado vagando por el Universo durante cien años, luchando contra la Coalición de Gaia, que se dedica a proteger la Tierra de inmigrantes espaciales (como nuestro problema de la verja, solo que en lugar de mandarles de vuelta a su planeta, la Flota de Gaia les desintegra mientras vuelan).

La película, al contrario que la serie (que iba de un pirata espacial con pocas preocupaciones sociopolíticas, ni más ni menos) intenta abordar temas como la inmigración, las súper-corporaciones, la estabilidad ecológica del planeta Tierra bajo el yugo de la raza humana… Lo que uno se puede esperar de esta clase de película escrita por comunistas abraza-árboles.

Visualmente, la película es interesante (no preciosa, pero sí bonita), combina la estética de finales de los ochenta de la serie original – que estaba diseñada para representarse en dos dimensiones – con unas naves y trajes creados con la animación por ordenador moderna en mente.

Sin embargo, hubo unos cuantos cambios notables. En concreto la Arcadia (y el resto de naves).

En la serie estaba diseñada como si fuese un barco (o lo que es lo mismo, para guerras bidimensionales). En la película, sin embargo, se decidió hacer que fuesen naves espaciales de verdad, es decir, los diseñadores tuvieron en mente que, en el espacio, el enemigo puede atacar por los lados, por delante, detrás y arriba y abajo.

Hablando ya exclusivamente de animación, la película es una joya. Todos los movimientos están calculados, los planos están bien elegidos para (idealmente) generar una respuesta emocional en el público, las peleas están bien editadas (algo que es cada vez menos frecuente)… Es una película bien hecha y bien grabada.

La película juega con algunos clichés y características generales de las tramas de ciencia-ficción para hacerte creer que, al final, va a pasar una cosa en concreto.

Técnicamente hablando, la película no te engaña. Pero lo que se espera va a pasar desde el principio no pasa por las razones que el guión quiere dar a entender.

Eso hace maravillas. La película te dirige a un sitio y luego, te demuestra que no te ha engañado del todo y, al mismo tiempo, hace algo inesperado.

El mayor problema de la película está en el final. La película dura casi dos horas (115 minutos, así que, de película pura y dura hay unos 105 o así). Una duración considerable. Sin embargo, no parece durar tanto: se hace ligera, el ritmo es bueno. Pero a la hora de terminar, parece que se quedaron sin tiempo para atar cabos.

Solucionan la trama pero no explican por qué pasa lo que pasa. Ni siquiera haría falta tanto tiempo para explicarlo. Con “magia espacial” como justificación habría valido.

De hecho, esa es la razón por la que la bandera pirata del Capitán ondea en el espacio.

Conclusión:

La película está bien. No es una película que vaya a pasar a la historia, pero sí sirve para pasar un buen rato. Los personajes son interesantes. A pesar de que solo hablan de cosas increíblemente serias e importantes a la trama, no parece que lo estén haciendo para el beneficio del público.

Finalmente, que solo hubiese seis personas en el estreno me pareció mal.

7/10

Advertisements

About Suricato de Asalto

Soy un suricato amaestrado. Me dedico a bailar sobre teclados y hablar de muchas cosas distintas.
This entry was posted in Películas. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s